miércoles, 23 de abril de 2008

Vencí la muerte para saldar mi deuda de gratitud

Por: Miranda Suero
Hombu Oeste
Zona Norte
Republica Dominicana


A finales del año 1998, cuando contaba con unos seis meses de embarazo, mi salud se vio afectada por síntomas que parecían ser propios del mismo. Sufría de fuertes dolores de estomago y lo que parecían ser contracciones. Mi hija nació sana y no tuve complicaciones durante el parto, pero cada día los dolores eran más fuertes y frecuentes, a veces, debido a ellos hasta perdía el conocimiento.


Después de una lista interminable de diagnósticos, por fin un medico pudo dar con el problema: tenia cálculos en la vesícula biliar y debido al alto grado de inflamación debían someterme a cirugía.


Pasaron algunos días antes de obtener los resultados de las pruebas de laboratorio prequirúrgicas, porque supuestamente una de ellas no salía. Me autorizaron para que me la repitiera en otro lugar. Acudí al laboratorio de mi amiga Nulia, que es miembro, como yo, de la Soka Gakkai Internacional de la Republica Domininicana (SGI-RD). AI tercer día me Llamó para decirme que la sangre no fue suficiente por lo que bebía tomarme otra muestra. AI día siguiente me llama de nuevo y me pregunta si yo podría acompañarla a nuestro Centro Cultural (kaikan), porque no quería ir sola a cantar daimoku, a lo que acepté. Me sorprendí al ver que allí nos esperaba la Sra. Yoko Nishio y que solo invocamos cinco minutos de daimoku y me dijeron que necesitaban decirme algo muy delicado.

Doña Yoko me alentó para que fortaleciera mi fe y me regalo una copia del gosho Respuesta a Kyo'o, en que resaltaba la frase "Nam-myojo-rengue-kyo es como el rugido del león. Por lo tanto, ¿que enfermedad puede ser un obstáculo?"

Luego Nulia me dijo: "Miranda, tu prueba de VIH esta positiva". Es imposible describir lo que sentí en ese momento, frió, calor, mareos, ganas de IIorar; pero solo recuerdo que pregunte, ¿que va a pasar con mi hija? La Sra.Yoko me dijo: no te preocupes, la ciencia avanza cada día y tu tienes la gran medicina que es el Sutra del loto.


En ese momento no era capaz de pensar con claridad, pero había algo que si estaba claro y me quemaba el corazón, era la certeza de que yo no había completado mi misión en esta existencia y por ende necesitaba vivir muchos años mas.

AI IIegar a casa estaba mas serena, me senté a cantar daimoku por mas de ocho horas continuas y solo oraba a Gohonzon por sabiduría para lidiar con esta nueva situación. Leía una y otra vez aquella frase del gosho, hasta que la memorice por completo. Durante esas horas mi mente se aclaro y al levantarme ya sabia lo que iba a hacer. Tome lápiz y papel y escribí: "Voy a vivir no importa lo que pase, lo haré por mi, por mis hijos y por la Ley".

AI día siguiente me reuní con mis responsables y les comunique lo que estaba pasando y mi determinación. Me dieron todo su apoyo y nos comprometimos a vencer pasara lo que pasara.

Mi cirugía de la vesícula biliar seguía pendiente. .Fui a ver al cirujano y cuando Ie mostré los resultados prácticamente me saco de su consultorio. Con esta actitud quedaba claro que no habría cirugía. Le di las gracias, también una tarjeta con la frase Nam-myojo-rengue-kyo y Salí. En ese momento reforcé lo que ya sabia, solo había un equipo de médicos que estaban dispuestos a curarme: el poder absoluto de Gohonzon y mi gran fe. No había tiempo para lamentos o quejas, ni mucho menos para auto compadecerme y preguntarme ¿por que a mí?
Volqué todos mis deseos y frustraciones en el Gohonzon. Se acabaron las visitas al medico, investigue, hice dietas, medicina natural y sobre todo muchas horas de daimoku para que no hubiera mas obstrucciones del conducto por el que fluye la bilis y, por lo tanto, inflamación de la vesícula ni dolor. Sucedió tal como lo había deseado y visualizado, en tres meses me había recuperado y empecé a vivir con normalidad. No paraba de hacer actividades y como necesitaba dinero para subsistir comencé a hacer negocios informales y me organice económicamente. No tenia trabajo fijo y para colmo mi esposo me había abandonado. Cada día era un nuevo comienzo, hacia algo diferente, me ocupaba de crecer como ser humano, y lo he hecho sin descansar ni un solo día desde hace seis anos.

Durante ese tiempo todavía no teníamos acceso a los medicamentos antiretrovirales, vi morir a muchas personas que asistían conmigo al servicio de salud. En el 2004 todo parecía indicar que había IIegado mi momento. Perdía peso de manera alarmante, tenia mucha diarrea y cansancio, los médicos decían que había IIegado a un punto sin retorno.

Yo mantenía mi postura y cada vez reforzaba mas mi practica, esto era lo único que me mantenía en pie. Para fin de año había perdido mas de 80 libras, se me había caído el pelo, tenia laceraciones en todo el cuerpo y para colmo contraje neumonía bilateral.

Mi mama y mi hermano dejaron de visitarme porque no soportaban verme en ese estado; lo increíble era que a pesar de todos los síntomas, nunca me postre, ni siquiera un día, lo que sigue sucediendo hasta hoy. Las orientaciones, los estudios de goshos y mi daimoku me mantenían en pie, haciendo actividades ya que no podía trabajar.

Entre sueros, calmantes, antitusivos, antidiarreicos y no se cuantas cosas mas llegó el 2005. Nada había cambiado excepto mi fe, que crecía día a día de la misma manera que la angustia de las personas que me querían. Me miraba en el espejo y no me reconocía, no quedaba físicamente nada de lo que antes había sido.

AI verme así hice ante el Gohonzon el juramento mas sincero que he hecho en toda mi vida y escribí: "no importa a que nivel de deterioro llegue mi cuerpo, mi mente y corazón siempre estarán sanos, es la única forma en que puedo saldar las deudas de gratitud que tengo con mi familia, mis amigos de la SGI y mi maestro, por lo tanto, viviré y daré prueba real con mi propia vida".

Con esto en mi mente y corazón, empezaron las Juntas de Damas en junio del 2005. Fue algo como mágico, hice cinco puntos de reunión en diferentes sectores y apoye todos los puntos de mi Zona, incluyendo Villa Altagracia. No hubo nada que pudiera detenerme. Por primera vez me sentí conectada con Ikeda Sensei.

Llegamos de manera exitosa al final de las Juntas, también de mi fuerza física. AI día siguiente no pude pararme de la cama, sentía un intenso dolor que me desgarraba todo el cuerpo y fui ingresada en la clínica a causa de una esofagitis. Me hicieron varias monografías y el doctor que me atendió habrá creído que yo no escuchaba

Cuando dijo: "no hay nada que hacer, sus vísceras están destruidas, vamos a sedarla para que muera tranquila y llamen a su mama". No supe lo que paso por un tiempo, solo recuerdo que me despertó el timbre del teléfono, era Maria que llamaba para decirme que habíamos sobrepasado la meta de la Junta. Eso fue como un bálsamo para mi vida. Extrañamente me recupere un poquito, comía algo pero no podía cantar daimoku porque tenia tos y me faltaba aire, tampoco podía sentarme por mucho tiempo porque me mareaba, de modo que coloque mi altar budista (butsudan) frente a la cama y pasaba horas en oración mental y estudiando goshos y orientaciones.

Para enero del 2006 había perdido 111 libras de peso, porque la diarrea, de la que padecí por mas de dos años, no cedía. A finales de enero la Sra. Leiko Komatsu me llamó, nos reunimos y me recomendó a una magnifica Doctora con especialidad en infectologia. De inmediato me hicieron dos pruebas especiales: CD4 y carga viral. Cuando fui por los resultados apenas tenia 17 células sanas (lo normal es sobre 300) y mas de 300 mil copias del virus. La doctora solo dijo que nunca había visto a nadie en pie con semejantes hallazgos; yo Ie dije, eso es porque usted no conocía a nadie que cantara Nam-myojo-rengue-kyo. Esa misma semana entre a terapia antiretroviral y luego de tres días de estar tomando los medicamentos, por primera vez pensé que no lo resistiría, pero mi sentido de misión fue mas fuerte y logre superar el momento.

A los pocos meses empecé a recuperarme, se me quito la diarrea y ganaba peso rápidamente, volví de inmediato a hacer actividades, con una nueva actitud: la de agradecer a Gohonzon y a todos los miembros que me apoyaron. Cada día leía mi juramento y lo reforzaba, había llegado el momento de demostrarme a mi misma que iba a cumplirlo.

Todos los días amanecía con ganas de hacer algo nuevo, aprendí a atesorar cada minuto y a apreciar de verdad mi vida y la de los demás. Sabia que aun quedaban muchas personas infectadas que estaban solas y sin saber que hacer, localice a las que pude y las lleve a la unidad de atención. Seguí investigando y refiriendo personas a diferentes centros. Antes de darme cuenta me di a conocer en este medio y de repente me vi trabajando en una red de personas seropositivas. Esta actividad me enseñaba a vivir con mi condición y a enseñar a otros a hacer lo mismo. Me tomaban como ejemplo en la red y a los pocos meses estaba trabajando a nivel nacional, de manera especial en los bateyes, donde existe la mayor tasa de seroprevalencia.

Asistí a todos los entrenamientos vinculados al VIHI SIDA que me invitaron y al poco tiempo mi capacidad era sorprendente, por lo cual me dieron varias responsabilidades en la red, algo que sigo y seguiré haciendo por el resto de mi vida.

Quiero contarles un logro mas. A los pacientes que estamos en terapia nos realizan pruebas especiales cada seis meses, para saber entre otras cosas como va evolucionando el virus; en junio del 2007 fue mi primera prueba después de haber iniciado la terapia y mis CD4 habían subido de 17 a 287 células y el virus no se detecto en mi sangre. Hasta este momento sigue sin detectarse y tengo por encima de 1,100 células sanas. Había hecho una determinación: un daimoku, una cedula sana. Tal como dice Nichiren Daishonin: "Si usted recita el daimoku con profunda fe en este principio, con toda seguridad lograra la budeidad en esta existencia".

Es fácil ver nuestras limitaciones, pero difícil ver nuestro potencial interior, aun así podemos esforzarnos para tener confianza y hacer que surja nuestra naturaleza de buda.

Se que mi lucha no ha terminado, que vendrán siempre momentos tenebrosos, pero basta con que piense en mi maestro para que se abra frente a mi un camino iluminado por un potente rayo de luz.
GRACIAS A VICKY DIAZ POR ENVIARNOS TAN LINDA EXPERIENCIA DESDE REPUBLICA DOMINICANA

8 comentarios:

  1. UNA VEZ MAS REFUERZA MI FE ESTA EXPERIENCIA DE VIDA, YA QUE TODA ORACION TIENE UNA RESPUESTA, Y NUESTRA PRACTICA ASI LO CORROBORA, DAIMOKU.

    ResponderEliminar
  2. Bueno creo q sobran las palabras, se me caian las lagrimas leyendo esta experiencia, quiero agradecer a silvana esta publicación de corazón pq leer este material es una forma más de estudio para hacer crecer la fe de los q intentamos darnos cuenta de nuestra propia naturaleza de Buda, Muchas gracias

    ResponderEliminar
  3. hola buscando en esta pagina encontre esta experiencia de vida , y la puder adherir en nuetra junta del mes de noviembre como topico de saldar las deudas de gratitud hacia el gohonzon , tengo practicando desde el 96 y una vez mas reafirmo mi fe y felicitaciones a esta persona y ala señora komatsu por su apoyo. tuve la oportunidad de conocer ala señora komatsu hace uno años aqui en chicago y en esa tarde salimos y pudimos conversar yse que es un buda que con sus palabras le da mucha fuerza de valentia a uno , gracias por esta experiencia su amigo de chicago

    ResponderEliminar
  4. El mundo necesita gente fuerte porque los débiles necesitan milagros.

    ResponderEliminar
  5. es increoble el poder del DAIMOKU, yo tambien tengo el virus y me he hecho miembro de SG hace solo unas semanas se que con mucha mucha fe y muchos DAOMOKUS saldre adelante no caere...fuerza amiga y saludos desde bolivia

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por compartir esta experiencia, me ha motivado mucho para desafiarme mas en la entonacion del Daimoku.

    ResponderEliminar
  7. QUE FUERTE EXPERIENCIA NAMRK

    ResponderEliminar
  8. muchas gracias por compartir su experiencia, nos alienta a seguir luchando para poder retribuir nuestras deudas de gratitud. No olvidemos que Nuestra determinación y nuestro Daimoku lo puede todo.

    ResponderEliminar

Hola AMIGO SOKA aca puedes dejarme tu comentario, desde ya BUENA FORTUNA